23 de junio de 2014

Angel- Epilogo, Fanfic de Hush Hush

Nora POV



Londres era hermoso. A pesar de que llovía casi todo el tiempo, habían muchos lugares los que visitar. A nuestra llegada, Jev tenia mil cosas que hacer en la oficina, yo pasaba la mayor parte del tiempo con su madre en su enorme casa. 

La madre de Jev era una señora muy agradable. Ya podía ver de donde él había sacado la mayoría de sus gestos y formas. Clarie, que era el nombre de la señora, se pasaba contándome historias sobre la niñez de Jev y de su padre. 

El tiempo que no lo pasaba con ella, paseaba por la gran casa, veía viejos álbumes de fotos y en días buenos, usaba la hermosa piscina del patio.

Jev siempre llegaba después de las seis. Algunas veces nos sentábamos a cenar con su madre en el comedor, y otras tantas salíamos a visitar distintos restaurantes por toda la ciudad. Regresábamos tarde de la noche, exhaustos. Pero eso no cohibía a Jev, todas las noches me hacia el amor como si fuera la primera. 

No recordaba haber sentido de esa forma antes. Había hecho el amor con Rixon muchas veces, pero nada como esto. Jev se deleitaba en mi y yo en el. Cuando estábamos juntos podía sentirlo en cada parte de mi cuerpo, y era increíble! Y lo hacíamos una y otra vez hasta no poder mas.

Hoy era un día especial, Jev había prometido que regresaría temprano y que me llevaría a un hermoso lugar a cenar. Yo dudaba que hubiera un lugar aun mejor que los que habíamos visitado, pero el decía que era posible.

Me levante después que se fue y me fui al baño, hoy todo tenia que ser perfecto. Dos horas después bajaba por las escaleras lista para tomar mi desayuno.

-Hola querida.- la madre de Jev salia de una habitación contigua y me saludaba con una amplia sonrisa.

-Buenos días Claire. Como se encuentra hoy?

- Oh bien querida. Jev se fue temprano.... vas a desayunar?

-Si, me dirigía al comedor, me acompaña?

-Claro, vamos.

Cominos en silencio. Clarie era muy amable, pero tenia un temperamento de hierro. Todo debía hacerse de la mejor forma y con la alta educación. Jev decía que lamentaba tener que dejarme con ella todos los días, pero yo le consolaba diciendo que si el había sido criado por ella, no seria tan difícil de llevar.

Jev llego a las cuatro y fue a darse un baño mientras yo terminaba de arreglarme. Llevaba un vestido rojo ajustado que me llegaba un poco mas abajo de las rodillas. Mi cabello suelto en risos caía sobre mi espalda, y mis zapatos de tacón completaban mi vestimenta.

-Estas hermosa. - Jev bajaba por las escaleras, vestido con un impecable traje gris hecho a la medida. Tomo mi mano y deposito un beso en ella.

-Gracias. Tu tampoco estas nada mal. -le guiñe un ojo mientras enlazaba su brazo con el mio.

Caminamos por las escaleras de enfrente hasta el auto de Jev tomados de las manos. Condujo por una hora antes de detenerse, y midiendo la velocidad a la que iba, podría jurar que había salido de la cuidad, o del país.

Nos detuvimos en un antiguo edificio con luces, parecía un castillo, todo en el resplandecía con elegancia. 

Un waiter nos dio la bienvenida para dirigirnos a nuestra mesa. Caminamos pasando las mesas ocupadas por todo tipo de personas y subimos al ascensor. El castillo había sido remodelado y adaptado al siglo XXI. Nos detuvimos en la azotea, desde ahí se podía ver toda la cuidad. Habían solo unas pocas mesas, bajo gacebos iluminados y decorados con rosas. Cuatro cortinas blancas descendían desde la sima hasta cada una de las cuatro columnas. Era como una pequeña isla dentro de la cuidad. Casi todos los lugares estaban ocupados por parejas, solo uno, mas al fondo con la mejor vista estaba desocupado. Nos sentamos frente a frente mientras yo me dejaba absorber por la belleza del lugar.

-Esto es hermoso Jev.

-Lo se. Pero creo que no debí traerte, opacas el lugar. Las rosas deben estar celosas de ti.

-Gracias amor. -Tome su mano sobre la mesa y mire sus ojos negros como la noche. Estaban algo inquietos.

Ordenamos lo que íbamos a cenar. Cominos entre risas y halagos por parte de Jev. Al terminar ordeno una champaña, tómanos nuestras copas y fuimos hasta el balcón. La vista era increíble.

-Debió ser genial haber nacido aquí.

-Lo fue. Una cuidad tan antigua guarda muchos secretos.

-Imagino que si. Y eso la hace mas emocionante.

Me miro por un segundo pensativo. No podía leer la expresión es sus ojos. 

-Sabes algo Nora? Viví durante muchos años en esta cuidad, conocí a casi todas las personas que conozco en estas calles y establecimientos. Pensé que este era mi lugar, que aquí pertenecía, pero tuve que irme lejos para darme cuenta de que no. Que mi lugar no estaba aquí donde había nacido, sino que estaba junto a una hermosa mujer que conocería en Nueva York. 

-Jev....

-Te amo Nora. Y no recuerdo haberme sentido así antes. Es por eso que necesito que tomes esto, y hagas que nunca termine. 

Me mostraba una hermosa argolla de compromiso plateada con una pequeño diamante de cuatro cortes, la cual reposaba en una pequeña caja de cristal. Jev me pedía matrimonio! Tiempo atrás,  cuando contemplaba la idea de casarme con Rixon, siempre mantuve mis dudas. Nunca estuve cien por ciento segura de querer casarme con el. Pero con Jev todo era diferente. Quería y lo haría.

Extendí mi mano para que me pusiera la argolla. Y así, con un largo beso, sellamos nuestro inicio. Por lo que esto, no es un Fin...

Escrito por Magen XoXo, 
en colaboración para Love To Hush Hush,
Todos los derechos reservados. 


2 comentarios:

  1. ♥♥♥♥♥♥ demasiado!!!!! Me encanto madre mia estoy sin palabras de lo bueno q es!!! ♥♥♥♥♥♥♥

    ResponderEliminar