26 de octubre de 2012

Finale Capitulo 7 en Español


VEE estaciono el neón en la entrada de la granja y apago el estéreo.
"Bueno, eso fue lo suficientemente loco para una noche", dijo. "¿Qué fue eso? Greasers vs SOC? "
Yo había estado conteniendo el aliento, pero exhale suavemente en pausas. No hiperventilando. No con gestos histéricos en mis manos. No se haciendo mención de los cuellos rotos. Por suerte, Vee no había visto lo peor de todo. "Mira quién habla. Tu Nunca leiste The Outsiders ".
"Vi la película. Matt Dillon era caliente antes de envejecer ".
Un espeso y expectante silencio llenó el coche.
"Está bien, a la mierda," dijo Vee. "La pequeña charla acabó. Sueltalo." Cuando vacilé, agregó:" Esos fueron algunos asuntos locos los de allá atrás, pero algo andaba mal antes de eso. Tu estabas actuando de manera extraña toda la noche. Te vi entrando y saliendo del Devil´s Handbag. Y entonces, de repente, querias limpiar el lugar. Tengo que decírtelo, nena. Necesito una explicación. "
Aquí es donde las cosas se pusieron difíciles. Quería decirle a Vee toda la verdad, pero también era vital para su seguridad que creyera las mentiras que estava a punto de decirle. Si el sombrero de vaquero y sus amigos estaban hablando en serio sobre escarbar en mi vida personal, tarde o temprano iba a saber que Vee era mi mejor amiga. No podía soportar la idea de que la amenazaran o interrogaran, pero si lo hacían  yo quería que cada respuesta que les de sonara convincente. Lo más importante, yo quería que ella les dijera, sin ninguna duda, que todos mis vínculos con Patch había sido cortados. Tenía la intención de arrojar agua sobre el fuego antes de que rugiera fuera de control.
"Mientras estuve en el bar esta noche, Patch se acercó, y no fue bonito", comencé en voz baja. "Era despreciable. Dijo algunas cosas estúpidas, me negué a salir con él, y él lo tomo fisico ".
"Santo shiz", murmuró en voz baja Vee.
"El gorila pateo a Patch fuera ".
"Wow. Estoy sin palabras. ¿Qué piensa tu de todo esto? "
Yo flexionada mis manos se abrieron y se cerraron en mi regazo. "Patch y yo terminamos".
"Terminar de terminar?"
"Si, terminado de terminar."
Vee se inclinó sobre la consola y me dio un abrazo. Ella abrió la boca, vio mi expresión y se lo pensó mejor. "No voy a decirlo, pero tú sabes lo que yo estoy pensando."
Una lágrima se tambaleó al borde de mi ojo. Evidente alivio de Vee sólo hizo que la mentira se sintiera mucho más fea dentro de mí. Yo era un amiga horrible. Lo sabía, pero no sabía cómo arreglarlo. Me negué a poner en Vee
peligro.
"¿Cuál es la historia con el tipo de la camisa de franela?"
Lo que ella no sabe no puede hacerle daño. "Antes de que echaran a Patch, me advirtió que me alejara de el chico de la camisa de franela. Patch dijo que lo conocía  y que habría problemas. Por eso te pedí que averiguaras su nombre. Observe que él me miraba, y me ponía nerviosa. Yo no quería que me siguiera a casa, si eso es lo que pensaba hacer, así que me decidí a causar el caos en masa. Yo quería ser capaz de dejar el Devil´s Handbag, sin hacer más fácil para él para que nos viera y nos siguiera".
Vee exhalado, largo y lento. "Te creo que rompiste con Patch. Pero yo no creo ni por un minuto, la otra historia ".
Me estremecí. "V-"
Levanto una mano. "Lo entiendo. Tu tiene tus secretos, y uno de estos días me vas a decir lo que es pasando. Y te voy a decir. "Ella arqueó las cejas a sabiendas. "Eso es correcto. Tu no eres la única con secretos. Voy a decirtelos cuando sea el momento adecuado, y me imagino que tu también lo harás. "
La miré fijamente. No era así como yo había esperado que nuestra conversación siguiera. "Tienes secretos? ¿Qué secretos? "
"Secretos jugosos".
"Dime!"
"¿Mira eso", dijo Vee, tocando el reloj en el tablero. "Yo creo que es el toque de queda."
Me senté con la boca abierta. "No puedo creer que estés guardando secretos de mí."
"No puedo creer que estás siendo un hipócrita."
"Esta conversación no ha terminado", le dije, abriendo la puerta a regañadientes.
"No es fácil estar en el otro lado, ¿verdad?"
Le di las buenas noches a mi madre, y luego me encerré en mi habitación y llamé Patch. Cuando Vee y yo huimos del Devil´s Handbag, la furgoneta marrón Chevy había dejado estacionado en la acera. Mi conclusión era que Patch se había ido antes de la invasión sorpresa a los ángeles caídos ", ya que habría asaltado dentro del club si hubiera creído que estaba en peligro, pero yo estaba más curiosa por saber si él había hablado con el Sombrero de vaquero. Por lo que sabía estaban teniendo una conversación en estos momentos. Me pregunté si Patch estaba haciendo preguntas o haciendo amenazas. Probablemente ambas cosas.
El correo de voz de Patch salió a la primera, y colgué  Dejar un mensaje parecía demasiado arriesgado. Además, vería la llamada perdida y sabría que vendría de mi. Tenía la esperanza de que aún planeaba venir esta noche. Yo sabía que nuestra confrontación desordenada había sido puesta en escena, pero quería la seguridad de que nada había cambiado. Yo estaba desconcertada, y necesitaba saber que todavía estábamos en el mismo lugar emocional en el que habíamos estado antes de la pelea.
Marqué el número de celular de Patch una vez más por si acaso, y luego me fui a la cama sintiéndose inquieta.
Al día siguiente era martes. Jeshvan comenzara con el ascenso de la luna nueva.
Basado en la refriega de esta noche espeluznante, yo tenía la sensación de que los ángeles caídos estaban contando las horas hasta que podrían desencadenar su ira en su totalidad.
Me desperté con el sonido de las tablas del suelo crujiendo. Mi visión se ajustaba a la oscuridad, y me encontré mirando dos bastante grandes y musculosas piernas vestidas con pantalones blancos largos.
"Dante?", Le dije, agitando un brazo hacia la mesita de noche, a la caza del reloj. "Uuhn. ¿Qué hora es? ¿Qué día es?;
"Mañana martes", dijo. "¿Sabes lo que eso significa." Una bola de ropa de entrenamiento aterrizó en mi cara. "Encuentrame en el camino de entrada de nuestro lugar cenvenido."
"¿En serio?"
En la oscuridad, sus dientes brillaban con una sonrisa. "No puedo creer que te rendiste por eso. Mejor pon tu trasero fuera en menos de cinco minutos. "
Cinco minutos más tarde, camine a fuera, temblando contra el frío de mediados de octubre. Un ligero viento despojaba las hojas de los árboles y sus ramas crujían. Estiré las piernas y salte hacia arriba y hacia abajo para que la  sangre que fluyera.
"Sigue así," instruyó Dante, y se introdujo en el bosque.
Todavía no estaba segura de ir a través de los bosques a solas con Dante, pero racionalizado que si el fuera a lastimarme, había tenido muchas oportunidades ayer. Así que corrí tras él, buscando la blanca racha ocasional de que me alertara sobre su presencia. Su mirada debió de haberme puesto avergonzada, porque si bien de vez en cuando me tropecé con troncos, perdí  mi pie en huecos naturales, y golpee mi cabeza en las ramas bajas, el ando el terreno con una precisión impecable. Cada momento y cada vez que escuché su risa burlona de diversión, di un salto atrás con mis pies, decidida a empujarlo a una empinada pendiente en la primera oportunidad que tuviera. Había un montón de barrancos alrededor, yo sólo tenía que acercarme lo suficiente a él para hacer el trabajo.
Dante se detuvo por última vez, y por el momento me alcanzó, él estaba tendido en una roca grande con su las manos entrelazadas detrás de la nuca. Se había quitado sus pantalones largos y se habia quedado en pantalones cortos hasta la rodilla y una camiseta ajustada. Aparte de una ligera subida y bajada de su pecho, nunca pude haber adivinado que acababa de correr lo que debe haber sido cerca de diez millas gradualmente cuesta arriba.
Me arrastré hacia la roca y me deje caer a su lado. "Agua", le dije, sin aliento.
Dante se levantó sobre un codo y me sonrió. "No va a pasar. Te voy a dejar el cuerpo seco. El agua hace que las lágrimas, y las lágrimas son una cosa que no soporto. Y una vez que veas lo siguiente que te tengo planeado,
tu vas a querer llorar. Por suerte para mí, no serás capaz de hacerlo. "
Él me enganchó por las axilas y me puso de pie. El amanecer estaba empezando a encender el horizonte, coloreando el cielo de un rosa helado. De pie lado a lado en roca, podiamos ver por millas. Los árboles de hoja perenne, abetos y cedros, que se distribuyen como una alfombra destacada en todas las direcciones, rodeando colinas y en la cuenca de un barranco profundo que atravesaba el paisaje.
"Elije uno", instruyó a Dante.
"Elige un qué?"
"Un árbol. Después de que lo hayas arrancado, no iremos a casa. "
Parpadeé hacia los árboles, por lo menos cien años de antigüedad y tan gruesos alrededor como tres postes de teléfono, y Sentí mi mandíbula caída ligeramente. "Dante. . . "
"Entrenamiento de fuerza 101." Me dio una palmada en la espalda a modo de aliento, luego se acomodó en una reclinación relajada en la roca. "Esto va a ser mejor que ver el espectáculo de hoy".
"Te odio".
Él se echó a reír. "Todavía no, no lo haces. Pero una hora a partir de ahora. . ."
Una hora más tarde había depositado toda mi energía-y tal vez mi alma, también-en el desarraigo de un muy terco y incluyéndome cedro blanco. Aparte de lo que estaba ligeramente inclinado, que era una perfecta
muestra de un árbol floreciente. Había intentado empujarlo otra vez, cavando hacia fuera, darle patadas a la sumisión, e inútilmente golpear los puños contra el. Decir que el árbol había ganado era una subestimación. Y todo el tiempo, Dante se había sentado en su roca, resoplando, riendo y gritando comentarios criticones. Me alegro de que se haya encontrado esto entretenido.
Él se paseó, con una sonrisa leve pero muy desagradable tirando de su boca. Se rascó el codo.
"Bueno, Comandante del Ejército Grande y Poderoso Nephilim, un poco de suerte?"
El sudor corría en riachuelos por mi cara, goteando de la nariz y la barbilla. Mis palmas raspadas, mi rodillas estaban rayados, mi tobillo se torció, y cada músculo de mi cuerpo gritaba en agonía. Agarré la parte delantera de la camisa de Dante y lo utilize para limpiar mi cara. Y entonces me soné la nariz en ella.
Dante dio un paso atrás, con las palmas levantada. "Whoa".
Levante un brazo en la dirección de mi árbol elegido. "No puedo hacerlo", admití en un sollozo. "Yo no estoy hecha para esto. Nunca seré tan fuerte como tú, o cualquier otro Nephil. "Sentí mi labio temblar por la decepción y vergüenza.
Su expresión se suavizó. "Toma una respiración profunda, Nora. Sabía que no sería capaz de hacerlo. Ese fue el punto. Yo quería darle un reto imposible para más tarde, cuando finalmente lo hicieras, tu vieras hacia atrás y vieras lo lejos que has llegado. "
Lo miré fijamente, sintiendo hervir mi temperamento.
"¿Qué?", ​​Pregunte.
"¿Qué? ¿Qué? ¿Estás loco? Tengo escuela hoy. Tengo que estudiar para una prueba! Y yo que pensaba que estaba renunciando a ella por algo que valía la pena, pero ahora me entero de que todo esto era sólo para hacer un punto? Bueno, aquí estoy yo haciendo un punto! Estoy tirando la toalla. Ya he terminado! Yo no pedí esto. La capacitación fue tu idea.
Tu has escogido todos los tiros, pero esta vez es mi turno. ¡Renuncio! "Sabía que estaba deshidratada y probablemente no pensaba racionalmente, pero yo ya había tenido suficiente. Sí, yo quería aumentar mi resistencia y fuerza y ​​aprender para defenderme. Pero esto era ridículo. Desarraigar un árbol? Había dado lo mejor de mí, y él se echó hacia atrás y se echó a reír, a sabiendas de que nunca sería capaz de hacerlo.
"Te ves muy molesta", dijo él, frunciendo el ceño y acariciándose la barbilla de manera perpleja.
"¿Eso crees?"
"Consideremos que es una lección objetiva. Un punto de referencia de la clase. "
"¿Sí? Considera  esto. "Y le enseñe mi dedo mayor.
"Tu estás sacando esto fuera de proporción. Lo entiendes, ¿verdad? "
Claro, dos horas a partir de ahora tal vez lo vería. Después de que me habría duchado, rehidratado, y acostado en la cama.
Lo cual, por mucho que lo quería, no iba a pasar porque tenía la escuela.
Dante dijo: "Tu eres la comandante de este ejército. También eres un Nephil, encerrado en un cuerpo humano. Tu tienes que entrenar más duro que el resto de nosotros, porque tu estás comenzando con una seria desventaja. No te estoy haciendo ningún favor al ir a lo fácil ".
Con sudor en los ojos, lo mire fijamente. "¿Se te ha ocurrido pensar que tal vez yo no quiero este trabajo? Tal vez yo no quiero ser comandante? "
Él se encogió de hombros. "Eso no importa. Ya está hecho. No fantasees con otros escenarios. "
Mi tono se volvió abatido. "¿Por qué no darme un golpe y robar mi trabajo?" Murmuré, sólo la mitad era broma. Hasta donde yo sabía, Dante no tenía ninguna razón para mantenerme en el poder y mantenerme con vida. "Serías un millón de veces mejor en este. Realmente te importa ".
Siguió acariciando su barbilla. "Bueno, ahora que has metido la idea en mi cabeza. . . "
"Esto no es gracioso, Dante."
Su sonrisa se desvaneció. "No, no lo es. Por si sirve de algo, le hizo un juramento a Hank que yo te ayudaría tener éxito. Mi cuello está en la línea, tanto como el tuyo. Yo no estoy aquí cada mañana para ganar unos cuantos puntos más de karma. Estoy aquí porque necesito que ganes. Mi vida está en juego en tus hombros. "
Sus palabras se hundieron "¿Estás diciendo que si no voy a la guerra, y gano, tu vas a morir? ¿Es ese el juramento que hiciste? "
Exhaló, largo y lento, antes de contestar. "Sí".
Cerré los ojos, masajeando mis sienes. "Realmente me gustaría que no me hubieras dicho."
"Estresada?"
Apoyándome contra la roca, dejé que la brisa pasara a través de mi piel. Las respiraciones profundas. No sólo Yo podría matar a mi mamá y a mí si yo no conducía el ejército de Hank, pero ahora tambien mataría a Dante, si no lo llevaba hacia la victoria. Pero ¿qué pasa con la paz? ¿Qué pasa con mi trato con los arcángeles?
Maldito Hank. Esto fue su culpa. Si hubiera el no ido a ninguna parte, sino directamente al infierno después de su muerte, no había justicia dentro o fuera de el mundo.
"Lisa Martin y los Nephilim de arriba quieren reunirse contigo otra vez", dijo Dante. "He estado ganando tiempo, porque sé que no estas pensando en la guerra, y me preocupa cómo van a reaccionar. Los necesitamos para mantenerte en el poder. Para hacer eso, necesitamos que piensen tus deseos se alinean con ellos ".
"No quiero encontrarme con ellos, sin embargo," dije automáticamente. "Sigue ganado tiempo." Necesitaba tiempo para pensar. Tiempo de
decidir un curso de acción. ¿Cuál era la más grande de mis amenazas airados arcángeles, o rebeldes Nephilim?
"¿Quieres que les diga que, por ahora, quieres que todo sea a través de mí?"
"Sí", le dije, agradecida. "Haz lo que sea necesario para darme un poco más de tiempo."
"Por cierto, he oído hablar de tu ruptura falsa de anoche. Tu debes haber puesto en un gran espectáculo. Los Nephilim lo están comprando. "
"Pero tu no."
"Patch vino a verme." Me guiñó un ojo. "Yo no lo habría comprado de todos modos. Los he visto ustedes dos juntos. Lo que tienen no muere así como así. "dijo Dante, entregándome una helada botella de Gatorade Cool Blue. "Bebe. Has perdido mucho líquido ".
Torci la tapa, le hice un gesto de gratitud y bebi profundamente. El líquido se derramado en mi garganta, instantáneamente obstruyo mi esófago. Me arañó la garganta, se abrió paso, y abarrotando el resto de mi cuerpo. Me incliné hacia delante, toci varias veces.
"¿Qué es esto?" le exigi.
“Hidratación Post-entrenamiento ", dijo, pero él no me miraba a los ojos.
Seguí ahogándome  con disturbios en mis pulmones en espasmos. "Yo pensé, era Gatorade-eso es lo que la botella dice! "
Toda la emoción se desvaneció de su rostro. "Es por tu propio bien", dijo con voz apagada. Luego salió corriendo en una falta de definición de la velocidad.
Yo estaba doblada todavía en la cintura, sintiendo como si mis entrañas se licuaban lentamente. Motas de electricidad azul se cruzaban a través de mis ojos. El mundo se tambaleó a la izquierda. . . luego a la derecha. Agarrando mi garganta, camine hacia adelante, temiendo que si me quedaba por aquí, nunca me podrían encontrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada