24 de octubre de 2012

Finale Capitulo 4 en Español- Becca Fitzpatrick


SALI AL PEQUEÑO RECIBIDOR  de la cabina, preguntándose cómo iba a encontrar mi camino a casa, cuando el sonido de un motor rugiendo pasaba por delante del camino de grava. Me preparé para el regreso del hombre con sombrero de vaquero y sus amigos, pero era una motocicleta Harley Sportster que freno a la vista, que lleva un solo condutor. Patch.
Apaga la moto y se acercó a mí en tres zancadas rápidas. "¿Estás herida?", Me preguntó, tomando mi rostro entre sus manos y mirándome en busca de cualquier signo de lesión. Una mezcla de alivio, preocupación y rabia ardía en
sus ojos. "¿Dónde están?", Me preguntó, en un tono tan endurecido como yo nunca había oído.
"Había tres de ellos, todos los Nephilim," dije, mi voz aún temblorosa por el miedo y por el latigazo de después de haber recuperado el aliento. "Se fueron hace unos cinco minutos. ¿Cómo me has encontrado? "
"He activado el dispositivo de rastreo".
"Pusiste un dispositivo de rastreo en mí?"
"Cosido en el bolsillo de su chaqueta de jean. Jeshvan comienza con la luna nueva del martes, y tu eres una Nephil jurada. Tu también eres hija de la Mano Negra. Tienes una prima sobre tu cabeza, que te hace muy muy atractiva para casi todos los ángeles caídos que hay. No haz jurando lealtad,
Angel, fin de la historia. Si eso significa que tengo que cortar tu vida privada, lidia con eso. "
"Lidia con eso? ¿Perdón? "Yo no estaba segura de si debía darle un abrazo o un empujón.
Patch ignoró mi indignación. "Dime todo lo que puedas sobre ellos. Físico, descripciones, marca y modelo del coche, algo que me ayude a localizarlos. " Sus ojos chisporroteaban con la venganza. "Y hacerles pagar."
"¿También interviniste mi teléfono?" Quería saber, todavía no dejaba pasar la idea de que Patch había invadido mi privacidad sin decírmelo.
Él no lo dudó. "Sí".
"En otras palabras, no tengo secretos."
Su expresión se suavizó y se veía como si tuviera ánimo  y la situación no estuviera tan tensa, el estaba considerado sonreír. "Todavía hay algunas cosas que has logrado mantener en secreto, Angel."
Bueno, camine sobre eso.
Yo dije: "El cabecilla se escondió detrás de gafas de sol y un sombrero de vaquero, pero estoy segura de que nunca lo había visto antes. Los otros dos-un hombre y una mujer- llevaban ropa indescriptible ".
"Auto?"
"Tenía una bolsa en la cabeza, pero estoy segura de que era una camioneta. Dos de ellos se sentaron en la parte de atrás de mí, y la puerta sonó como si se abrió hacia un lado cuando me obligaron a salir. "
"¿Algo más de importancia?"
Le dije a Patch que el cabecilla había amenazado con descubrir el secreto de nuestra relación.
Patch dijo: "Si la palabra sobre nosotros sale a la luz, las cosas podrían ponerse feas rápido." Sus cejas se juntaron, y sus ojos se oscurecieron por la incertidumbre. "¿Estas segura que desea continuar tratando de mantener nuestra relación fuera de la radar? No quiero perderte, pero yo prefiero hacerlo a nuestra manera que a la de ellos ".
Puse mi mano en la suya, notando cómo su piel se sentía fría. Había avanzado  también, como si se prepara para lo peor. "Estoy bien en esto contigo, o me voy", le dije, y quise decir cada palabra. Había perdido Patch una vez antes, y no era por ser melodramática, pero la muerte era preferible. Patch estaba en mi vida por una razón. Necesitaba él. Éramos dos mitades de un todo.
Patch me atrajo contra él, sosteniéndome con una ferocidad posesiva determinada. "Yo sé que no te va a gustar esto, pero puede ser que debas pensar en organizar una pelea pública, para enviar un mensaje claro de que nuestra relación ha terminado. Si estos tipos son serios acerca de desenterrar secretos, no podremos controlar lo que ellos encuentren.
Esto está empezando a sentirse como una caza de brujas, y tal vez sería mejor dar el primer paso. "
"Montar una pelea?" Repetí, el temor goteando a través de mí como un frío invierno.
"Queremos saber la verdad", murmuró en mi oído Patch, pasándome las manos por los brazos con energía para calentarlos. "Yo no voy a perder".
"¿Quién más podría saber la verdad? Vee? Mi mamá? "
"Cuanto menos se sabe, más seguro."
Solté un suspiro chocante. "Mentir a Vee se está haciendo muy viejo. Yo no creo que pueda hacerlo más. Me siento culpable cada vez que estoy cerca de ella. Quiero confesar. Especialmente sobre algo tan importante como tu
y yo ".
"Es tu decisión", dijo Patch suavemente. "Pero ellos no le harán daño si piensan que ella no tiene nada que contar ".
Yo sabía que él tenía razón. No me dejó otra opción en el asunto ¿verdad? ¿Quién era yo para poner lo mejor de mí
amiga en peligro por el bien de apaciguar mi conciencia?
"Probablemente no vas a ser capaz de engañar a Dante - trabajas muy de cerca con él", dijo Patch. "E incluso podría funcionar mejor si él lo sabe. Puede tomar esa historia cuando hable con influyentes Nephilim. "Patch se quitó la chaqueta de cuero y me la puso sobre los hombros. "Vamos a llevarte a casa ".
"¿Podemos hacer una parada rápida en la tienda de Pete primero? Tengo que recoger a mi teléfono celular, el irrasteable que me diste. Se me cayó una durante el ataque, y el otro se quedó atrás en mi bolso.
Si tenemos suerte, mis zapatos nuevos todavía pueden estar en la acera ".
Patch besó la parte superior de mi cabeza. "Ambos teléfonos deben ser puestos fuera de servicio. Ellos dejaron tu posesión, y si asumimos lo peor, tus secuestradores Nephilim pusieron sus propios dispositivos de seguimiento o para escuchar en ellos. Lo mejor es conseguir nuevos teléfonos ".
Una cosa era segura. Si no estaba motivada para entrenar con Dante antes, todo eso había cambiado. Necesitaba aprender a pelear, y rápido. Entre esquivar Pepper Friberg y asesorarme en mi nuevo papel como líder Nephilim, Patch tenía suficientes preocupaciones sin necesidad de precipitarse a aparecer cada vez que ponía en peligro mi cabeza. Yo estaba inmensamente agradecida por su protección, pero ya era hora de que aprendiera a cuidar de mí misma.

La noche había caído en el momento en que llegué a casa. Entré por la puerta, y mi madre se apresuró a salir de la cocina, pareciendo preocupada y asustada a la vez.
"Nora! ¿Dónde has estado? Llamé pero sigue saliendo tu correo de voz. "
Yo pude haberme golpeado la frente. Cena. A las seis. Lo había olvidado por completo.
"Lo siento mucho", le dije. "He perdido mi teléfono en una de las tiendas. En el momento en que me di cuenta que lo había perdido, era casi la hora de cenar, y yo tuve que dar marcha atrás por toda la ciudad. Yo nunca lo encontre, así que ahora no tengo un teléfono, pero te lo pagare. Lo siento mucho. Yo no tenía una manera de llamar. "Odiaba que verme obligada a mentirle de nuevo. Lo había hecho tantas veces que parece que una vez más no iba doler, pero lo hizo. Me hizo sentir menos y menos su hija, y cada vez más la de Hank. Mi padre biológico era un experto y mentiroso sin igual. Y yo estaba apenas en condiciones de ser crítica.
"No podías para, y encontrar alguna manera de llamarme?", Dijo por un minuto no sonando como si se creyó mi historia.
"No va a suceder de nuevo. Te lo prometo. "
"No supondré que tu estabas con Patch?" No perdí el cínico énfasis en su nombre. Mi madre consideraba a Patch con afecto tanto como a los mapaches, que a menudo causaban estragos en nuestra propiedad. Yo no dudo que ella fantaseaba estar de pie en el porche con un rifle posado en su hombro, esperando a que él mostrar su rostro.
Aspiré, jurando que sería la última mentira. Si Patch y yo estábamos pasando con la puesta en escena de una pelea, lo mejor era comenzar a sembrara las semillas desde ahora. Me dijo que una vez me hiciera cargo de mamá y de Vee, todo lo demás se iría cuesta abajo. "Yo no estaba con Patch, mamá. Rompimos ".
Ella arqueó las cejas, aún sin parecer convencida.
"Acaba de suceder, y no, no quiero hablar de eso." Empecé a subir por las escaleras. "Nora-" Me di la vuelta, y había lágrimas en mis ojos. Eran inesperadas y no parte del acto. Yo simplemente Recorde la última vez que Patch y yo habíamos terminado de verdad, y una sensación parecida me apretó, robando el aliento. Las memorias siempre me persiguen. Patch había tomado lo mejor de mí con él, dejando una niña perdida y hueca detrás. Yo no quiero ser esa chica. Nunca.
La expresión de mamá relajó. Se reunió conmigo en la escalera, me frotó la espalda con dulzura, y le susurró al mi oído: "Te amo. Si cambias de opinión y desea hablar. . . "
Asentí con la cabeza, luego me fui a mi dormitorio.
Esta hecho, me dije, tratando de sonar muy optimista. Una abajo,  falta una. No estaba exactamente mintiendo mi mamá y a Vee acerca de la ruptura, yo sólo estaba haciendo lo que tenía que hacer para mantenerlas a salvo. Honestidad era la mejor política, la mayor parte del tiempo. Pero a veces la seguridad tiraba todo, ¿no? Parecía una argumento válido, pero la idea se hizo agria en mi estómago.
Había otro pensamiento inquietante arañando en la parte trasera de mi mente. ¿Cuánto tiempo podría Patch y yo vivir una mentira. . . y no dejar que se convierta en la verdad?
Las cinco de mañana del lunes llegó demasiado pronto. Golpeé la alarma, cortándola a mitad de tono. Entonces
Me di la vuelta y me dije, dos minutos más. Cerré los ojos y dejé mi mente flotar, y un nuevo sueño empiezo a tomar forma, y ​​lo siguiente que vi fue un puñado de ropa en mi cara.
"Levántate y brilla", dijo Dante, de pie junto a mi cama en la oscuridad.
"¿Qué estás haciendo aquí?" Grité aturdida, arrebatándole mi manta y poniéndola más alto.
"Hacer lo que cualquier entrenador personal decente haría. Saca tu trasero de la cama y vístete. Si no está en el camino de entrada en tres minutos, voy a volver con un balde de agua fría ".
"¿Cómo has entrado?"
"Dejaste tu ventana abierta. Tal vez quieras romper con ese hábito. Es difícil controlar lo que entra cuando le das al mundo un pase libre ".
Caminó hacia la puerta de mi dormitorio justo cuando salía a trompicones de la cama.
"¿Estás loco? No uses la sala! Mi mamá puede oírte. Un chico que parece estar saliendo de la puerta de mi habitación seria muy vergonzoso? Estaré encerrada de por vida! "
Él parecía divertido. "Para que conste, yo no estaría avergonzado".
Me quede donde estaba por diez segundos después de que se fue, me preguntaba si iba a ver más en sus palabras. Por supuesto que no. Su línea pudo haberse sentido coqueta, pero no fue así. Fin de la historia.
Me metí en mis leggings negros y una camisa de microfibra elástica, peine mi cabello en una cola de caballo. Sin nada más, me gustaría lucir bien mientras Dante me pone contra el suelo.
Exactamente tres minutos después, me encontré con él en el camino de entrada. Miré a mi alrededor, sintiendo la ausencia de algo importante. "¿Dónde esta tu coche?"
Dante me golpeó ligeramente en el hombro. "Sintiéndote perezosa? Tsk, tsk. He pensado que podríamos calentar con una enérgica caminata de diez millas. ", El señalo hacia una zona densamente arbolada a través de la calle. Cuando éramos niñas Vee y yo habíamos explorado el bosque, e incluso construimos un fuerte un verano, pero nunca me había tomado el tiempo para preguntarse qué tanto media. Al parecer, al menos diez kilómetros. "Después de ti".
Dudé. No me sentía muy bien corriendo a un lugar desolado con Dante. Él había sido uno de los hombres principales de Hank  -razón suficiente para que no me guste o no confiara en él. En retrospectiva, yo nunca debería haber accedido a entrenar a solas con él, sobre todo si nuestro campo de entrenamiento era remoto.
"Después del entrenamiento, es probable que deba revisar la información que he recibido de grupos diversos de Nephilim sobre moral, expectativas, y tu ", agregó Dante.
Después del entrenamiento. Lo que significa que no tenía intención dejarme en el fondo de un pozo abandonado en las próximas horas. Además, Dante respondía a mí ahora. Él había jurado lealtad. Ya no mas Hank, ahora era
a mi. No se atrevería a hacerme daño.
Dándome el lujo de un pensamiento final de un sueño reparador, le reste importancia a la fantasía y me lance a la línea de árboles. Las ramas se estiraron como un dosel, dejando ver un pequeño rastro de luz que que el cielo mañanero podía ofrecer. Confiando en mi mayor visión de Nephilim, corrí mas fuerte, saltando sobre árboles caídos, esquivando ramas bajas, y manteniendo mis ojos bien abiertos para cuidarme de las rocas hundidas y otros escombros camuflados. El terreno era desigual y escambroso, y a la velocidad con que viajaba, un paso en falso podría ser desastroso.
"¡Más rápido!" Dante gritó detrás de mí. "Aligera tus pies al corres. Suenas como un rinoceronte en estampida.
Te puedo encontrar y atrapar con mis ojos cerrados! "
Tomé sus palabras en serio, levantando mis pies el momento en que lleguen a tierra, repitiendo este proceso con cada a paso, concentrándome en ser lo mas silenciosa e imperceptible posible. Dante se adelantó, pasando a mi lado con facilidad.
"Alcánzame", ordenó.
Persiguiéndolo, me maravillé de la fuerza y ​​la agilidad de mi nuevo cuerpo Nephilim. Yo estaba asombrada de cuan torpe, lento y descoordinado mi cuerpo humano había sido en la comparación. Mi atletismo no era
sólo mejor, era superior. 
Cruce por debajo de las ramas, salte por encima de baches, piedras y corri alrededor como si estuviera en un carrera de obstáculos que había hace mucho tiempo memorizado. Y mientras yo sentía como si estuviera corriendo lo suficientemente rápido para despegar y volar en el cielo en cualquier momento, mi ritmo era quedado con respecto a Dante. Se movía como un animal, ganando el impulso de un depredador persiguiendo a su próxima comida. Pronto le había perdido el rastro de él por completo.
Me detuve, forzando mis oídos. Nada. Un momento después, saltó de la oscuridad delante de mi.
"Eso fue patético", me critico. "Una vez más".
Pasé las siguientes dos horas corriendo tras él y escuchando la misma directiva repetirse una y otra vez:
Una vez más. Y otra vez. Todavía no lo haga volver a hacerlo.
Estaba a punto de dejarlo todo, mis músculos de las piernas temblaban de agotamiento y mis pulmones se sentían que raspaban -Cuando Dante regreso. Me dio una palmadita de felicitación en la espalda. "Buen trabajo. Mañana nos moveremos al entrenamiento de fuerza ".
"Ah, sí? Al levantar piedras? "Logré decir cínicamente, todavía jadeando y resoplando.
"A arrancar árboles".
Me quedé mirándolo.
"Desenterrándolos", explicó en detalle alegremente. "Duerme una noche completa de sueño -la vas a necesitar."
"Hey!" Dije después de él. "No estamos todavía a kilómetros de mi casa?"
"Cinco, en realidad. Considéralo como tu caminata de enfriamiento ".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada