18 de noviembre de 2013

Cap. II Angel (Fanfic de Hush Hush)


Patch POV



Odia los aviones. Odiaba volar. Y mas aun, odiaba mi destino, Nueva York. Pero era mi trabajo, ir de ciudad en cuidad evaluando empresas para vender sus acciones en el mercado de bolsa. Había tomado unas vacaciones y regresado a casa en Londres. Pero esas vacaciones habían acabado, y me dirigía a un nuevo destino donde viviría los próximos seis meses.

Una vez el avión aterrizo fui a alquilar un auto, me decidí por un Porche. Conduje por las calles de Nueva York observando la prisa de todo mundo. Era la primera vez que visitaba esa cuidad, y no me gustaba lo que veía. Demasiado agitado para mi gusto.

Llegue al edifico que seria mi nueva casa. Un botones me ayudo con el equipaje, me habían asignado el penhouse. Era un hotel de lujo como los que estaba acostumbrado a visitar. Cuando estuve solo recorrí todo el apartamento, me sentía a gusto.

Mi teléfono sonó en mi bolsillo, supe quien era antes de contestar.

-Dante.

-Esperabas a alguien mas?

-No, la verdad no.

-Llamo para recordarte la reunión que tienes… mañana?

-Si, son las 7:30pm aquí.

-Bien, tendré que acostumbrarme al nuevo itinerario. Todo bien con el hotel?

-Si, me gusta.

-Entonces descansa, mañana tendrás un día agitado.

Tome una ducha y pedí algo para cenar. La pequeña sala tenia un gran ventanal, desde ahí se veía al edificio de enfrente y a toda la cuidad.

Cene y me dormí viendo una película demasiado americana para mi gusto.
***

Abrí los ojos lentamente. Me sentía desorientado. Donde estaba? Entonces lo recordé todo. No había puesto la alarma y había dormido de más. Me levante y mire mi reloj, llegaría tarde.

Me di un baño rápido y me decidí por un traje negro hecho a la medida, con una corbata azul. Tal vez demasiado formal, pero la primera impresión es la que cuenta.

Cuando pasaba frente al ventanal, algo atrajo mi vista. Una mujer estaba parada en las ventanas del edifico de enfrente. Estaba en ropa de dormir y su camisón estaba abierto. Su cabello cobrizo salvaje caía sobre sus hombros, ella era hermosa. Sus mejillas se ruborizaron por el calor del sol, lo disfrutaba. Tenia largas piernas y la cabeza ligeramente levantada. Seguía tratando de hacer el nudo a mi corbata y ella abrió los ojos. Se estremeció sorprendida de verme.
Su mirada se choco con la mía por varios segundos, me exploraba. Se fijo en mi cabello mojado y regreso a mis ojos, luego sin mas, se cubrió con el camisón y entro a la casa.


Me quede ahí parado por un momento. Quien era esa mujer? Tenia que conocerla. Tal vez Nueva York no seria tan malo después de todo.

M. Xoxo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada